SICA

SICA

Toyota RAV4

14 junio 2011

Bajo el nombre RAV4 se esconde el primer todocamino de la firma japonesa, Recreational Active Vehicle with 4 Wheel-Drive sería el nombre completo de este todocamino que se puso a la venta en Europa en 1994. El RAV4 fue el primer todocamino en llegar al mercado, apostando por un segmento que actualmente está en auge.

La fiabilidad siempre fue una de las palabras que mejor definen a este Toyota, no en vano, desde entonces lleva vendidas más de un millón de unidades. Lo más destacable es su versatilidad, porque cuenta con la tranquilidad del sistema de tracción a las cuatro ruedas, espacio suficiente para cinco ocupantes y sigue siendo todo un referente en su segmento.

El nuevo Toyota RAV4 tiene un diseño exterior más elegante, ganando en presencia y personalidad con referencia a la anterior generación. La robustez es una de las sensaciones que transmite el nuevo diseño, que combina la elegancia y funcionalidad.

En el interior los materiales de calidad están presentes por todo el habitáculo, de nuevo nos encontramos una consola central rediseñada, ahora con un toque más funcional y en conjunto gana presencia y elegancia. El sistema Easy Flat de asientos, nos permite aumentar la funcionalidad, puesto que nos permite abatir los asientos traseros de una forma sencilla y con sólo accionar una palanca, para facilitarnos la carga desde el maletero.

Todos estos años de experiencia en la fabricación de 4×4 hacen del nuevo Toyota RAV4 un vehículo muy interesante, que dispone de los últimos avances en materia de seguridad, reducción de emisiones o el avanzado sistema SICA (Sistema Integrado de Conducción Activa) que controla el par 4×4, el control de estabilidad del vehículo (VSC) y la dirección asistida eléctrica.

El SICA  es un paso más a la hora de coordinar el funcionamiento del vehículo y de su tracción , puesto que además de controlar la velocidad de las distintas ruedas (funcionamiento de un ESP convencional), también ajusta la transferencia de par entre las ruedas delanteras y traseras, al mismo tiempo que añade asistencia a la dirección ayudando al conductor a controlar los posibles derrapes o pérdidas de control.

En modo “normal” podemos circular sólo con la tracción delantera para ahorrar combustible, y según las condiciones puede llegar a pasar hasta el 45 % del par a las ruedas traseras, gracias al control del SICA. Además, el RAV4 nos permite bloquear la distribución del par al 55:45 con sólo pulsar un botón en el salpicadero, para poder pasar por cualquier terreno con total seguridad y garantizando la máxima tracción.

La gama de motores del Toyota RAV4 la compone un propulsor diesel de última generación 2.2 D-4D 150 CV y uno gasolina de dos litros y 158 CV. En ambos casos disponemos de un cambio automático opcional MultiDrive S (en el gasolina) o AutoDrive S (en el motor diesel).

Los dos motores son líderes en consumo y bajas emisiones gracias al sistema Toyota Optimal Drive, que optimiza el consumo y lo sitúa en lo mejor del segmento, al igual que las emisiones. Esto lo consigue con una reducción del peso del motor mediante el uso de componentes ligeros y muy compactos, minimizando la fricción y las pérdidas mecánicas, mejorando las prestaciones y siendo más eficiente en la gestión de la potencia.

El equipamiento del RAV4 se distribuye en tres niveles de acabado, Active,  Advance y Executive, con elementos propios de un vehículo premium, como el sistema de navegación con lector de DVD, de serie en el nivel Advance, o con disco duro de almacenamiento, de serie en el Executive.

Los precios arrancan en los 24.050 euros para el RAV4 gasolina de 158 CV y acabado Active, mientras que la gama diesel comienza en los 26.150 euros.