La historia de los Crash Test

La historia de los Crash Test

12 noviembre 2011

Hace unos días publicamos que el Toyota Yaris ha conseguido las cinco estrellas en los test de choque que realiza EuroNCAP. Pero hoy queremos compartir con vosotros algunas curiosidades sobre los crash test y sobre su origen.

Vamos a hacer un pequeño recorrido desde el inicio de las pruebas de seguridad en los años 40, hasta el día de hoy donde por ordenador podemos recrear los impactos sin tener que destruir el vehículo.

Una de las marcas pioneras en este aspecto fue Mercedes en la época de los 40, pero en la década de los años 50 las pruebas se fueron generalizando con la intrusión de un elemento que ha significado un punto y aparte en la seguridad: el cinturon de seguridad.

En los años 50 las pruebas no se realizaban con los dummies que hoy conocemos, sino que los técnicos hacían de verdaderos dummies humanos para comprobar la seguridad de los vehículos en caso de accidente. Estas pruebas también se hicieron con cadáveres o incluso con animales, todo con el objetivo de conseguir la mayor información sobre los daños que pueda provocar el impacto del coche.

En 1971 aparece el primer dummie, (tal y como hoy lo conocemos con anatomía similar a un humano) un paso de gigante en materia de seguridad y que hacía mucho más seguras las pruebas de choque. El coste de los dummies puede llegar hasta los 100.000 euros porque imitan, prácticamente a la perfección, la anatomía de un ser humano para poder simular los daños que tendríamos en caso de accidente.

En los años ochenta aparece una nueva prueba dentro de los test, las pruebas de choque laterales que hasta el momento no se estaban haciendo. En nuestro recorrido tenemos que esperar hasta 1997 que será cuando se crea el conocido EuroNCAP.

Las pruebas de este organismo independiente se fueron endureciendo con al paso de los años, incorporando nuevos requisitos como los actuales, donde tiene que estar presente el control de estabilidad en la mayor parte de la gama, requisitos en caso de atropello a peatones o de protección contra el latigazo cervical, todos estos indispensables para poder conseguir las famosas cinco estrellas.

Además actualmente algunos fabricantes ya pueden recrear por ordenador algunos tipos de impacto y poder evaluar el daño que provocaría sin tener que destruir ni dañar ningún coche.

  • 10.022 comentarios

    • cheapest car insurance Paducah KY dijo:

      We see piglets eating softer grasses, clovers and other forages as early as about a week old. Mostly it is tasting at that point. By weaning time at six to weight weeks they are grazing. They’re not capable of tough things that the big pigs eat so they tend to eat the softer forages until they get a bit bigger. The dairy provides added calories and protein building blocks, specifically lysine, an amino-acid that is low in pasture. Any other feed you offer them is good too.

    • Toy Battles dijo:

      Hi there, I found your blog via Google even as searching for a similar matter, your website came up, it seems good.
      I have bookmarked it in my google bookmarks.
      Hello there, simply became aware of your weblog thru Google, and located
      that it’s really informative. I’m gonna watch out for
      brussels. I will be grateful for those who continue this in future.
      Numerous people will probably be benefited out of your writing.
      Cheers!

    • limousines dijo:

      Hi to every one, for the reason that I am truly keen of reading this
      blog’s post to be updated on a regular basis.
      It carries nice material.

    • no down payment car insurance in Leesburg FL dijo:

      Generally, I would agree runners are a very friendly group. Funny though – during my last few long runs, I have encountered more unfriendly runners than the last year total! Mostly just aloof – not responding to wave or hello, ignoring, that sort of thing. Perhaps they were very intent on their runs? Either way, I would still say runners are a friendly bunch!

    • SEO dijo:

      provider for the on-line advertising and marketing.

    Dejanos tu comentario

    Your email is never shared.
    Required fields are marked *