Toyota ha vendido en España 175.000 4×4 desde 1984

Toyota ha vendido en España 175.000 4×4 desde 1984

21 octubre 2012

Toyota ha vendido 175.000 todo terrenos con tracción integral 4×4 desde que la marca japonesa se instaló en el mercado español en 1984. Así lo ha informado la filial española de la marca durante la presentación de su gama de modelos de este segmento en la localidad pontevedresa de Baiona.

De acuerdo a datos adicionales dados por el departamento de mercadotecnia de Toyota-España este tipo de vehículos llegan a alcanzar un tiempo medio de posesión entre sus propietarios de siete años, es decir una tasa de renovación superior a la de los turismos. El modelo 4×4 líder de ventas durante los 28 años de presencia en España de Toyota es el Land Cruiser, que ha registrado 76.593 unidades vendidas, a las que se añaden otras 2.787 del Land Cruiser SW, cuya última y actual versión es la serie 200.

A la luz de los datos anteriores, el Land Cruiser es el modelo todoterreno más vendido en España en la actualidad dentro de su categoría, con una cuota de mercado del 26 %. Tras éste, figura el Rav-4, el modelo que inauguró en 1994 el segmento de los llamados crossover y que, desde su comercialización en 1994, ha llegado a colocar en España 67.249 unidades.

El pick up Hilux llegó a España en 1986 y en estos 26 años ha vendido un total de 15.274 unidades, siendo líder destacado en su segmento, con una cuota del 49,1 %. En esta clase de todo terrenos de tracción integral, Toyota ha agregado al modelo urbano Urban Cruiser, que solo se comercializó en España en 2009 y 2010 y del que sólo se vendieron 1.836 unidades; retirado después por el alto precio que imponía la alta paridad del yen con el euro, al ser producido en Japón. Otro modelo, como el Four Runner, que se vendió en España entre 1991 y 1996, suma a esta relación 4.709 unidades colocadas.

Toyota prevé vender este año en España un total de 5.400 unidades de sus todo terrenos con tracción integral, una cifra inferior a la de 2011, en un tipo de vehículo especialmente castigado por la crisis que nos agobia, sobre todo en sus segmentos más altos: el de los 4×4 grandes y de lujo, donde la firma nipona concentra buena parte de su oferta.