Toyota i-ROAD: un coche con piel de moto en el Salón de Ginebra

Toyota i-ROAD: un coche con piel de moto en el Salón de Ginebra

5 marzo 2013

i-road1

Dentro de unos momentos, si es que no lo ha hecho ya, comenzará el Salón de Ginebra, una de las muestras más importantes del año en materia automovilística. Toyota tendrá su propio espacio en el salón, como en todas las ediciones celebradas y uno de los protagonistas será el i-ROAD, un conceptual de tres ruedas que reúne las características de un coche, con la maniobrabilidad y la practicidad de una moto.

Te habíamos mostrado una pista del i-ROAD en ocasión de mostrarte los vehículos que Toyota presentará en Ginebra, pero aún no teníamos en nuestro poder fotos que nos pudieran decir más, al igual que algunas más de sus características. Ya las tenemos y las encontrarás después del salto.

i-road2

El i-ROAD es un biplaza eléctrico en tandem (los ocupantes se sientan uno detrás del otro), al igual que un una moto. Sin embargo, Toyota ofrece una cabina que dará protección adicional a sus ocupantes que no necesitarán llevar casco, junto con la conveniencia de ser un medio de transporte eléctrico para ciudad. Por ello, se aparca muy fácilmente en cualquier sitio, lo que podría convertirlo en una alternativa que incluso puede encontrar su propio nicho de mercado, en la legislación de cada país, como transporte citadino.

i-road3

El i-ROAD basa su maniobrabilidad en un tamaño reducido de tan solo 85 centímetros de ancho y casi 2,40 metros de largo, maximizando el espacio que el vehículo ocupa en una plaza de aparcamiento o en las calles. Pero lo más trascendental es el sistema de inclinación automática para controlar el grado de inclinación de la carrocería en las curvas. Esta nueva tecnología denominada Active Lean se activa automáticamente en función de la velocidad y del ángulo de giro; una ECU calcula el grado de inclinación requerido, basándose en el ángulo de la dirección, de los datos de un sensor que hace las veces de giroscopio y de la velocidad. El sistema mueve automáticamente las ruedas arriba o abajo, aplicando ángulo a la carrocería para contrarrestar la fuerza centrífuga en las curvas. También trabaja ayudando a nivelar la carrocería circulando en línea recta, en superficies bacheadas. Todo ello lo podrás ver en acción en el siguiente vídeo.

El i-Road cuenta con dos motores eléctricos de 2 Kw, que suman una potencia equivalente a 27 caballos, los que se encuentran junto a cada rueda delantera y que ofrecen un rango de autonomía de unos 50 kilómetros. Toyota indica que solo hacen falta 3 horas para recargar al completo las baterías desde un enchufe de 110 o 220 volts. Entre otras características, adelante calza neumáticos de 16 pulgadas, mientras que el trasero es un pequeño neumático de 10 pulgadas. Su peso total es de 300 kilos y puede circular a 45 km/h de velocidad máxima.

i-road4

Pero lo que más llama la atención es ver en acción al sistema basculante Active Lean, dándonos una alternativa diferente en cuanto a suspensiones y sistema de dirección y que sin duda será una de las grandes atracciones de la muestra suiza.